Lupus y alimentación

Por la Dra. Analía Perdomo El #lupus #eritematoso #sistémico (LES) es una #enfermedad #autoinmune crónica multisistémica, recurrente, inflamatoria y a menudo febril del tejido conectivo. Durante el transcurso de la enfermedad existe riesgo de presentar situaciones que deberían ser tratadas desde el punto de vista nutricional, entre estas se encuentran: pérdida de peso o disminución del apetito, aumento de peso relacionado con el uso de corticoides, malestares gastrointestinales como acidez, malestar estomacal, náusea, vómito o úlceras dolorosas en la boca (muchas veces secundario a algunos tratamientos)-, además hay un riesgo aumentado de osteoporosis, diabetes enfermedad renal o cardiovascular.

Un estilo de vida saludable repercute de forma positiva en la salud de los #pacientes con lupus. Comprende hábitos como la práctica habitual de ejercicio, una #alimentación adecuada, evitar tóxicos, el disfrute del tiempo libre, actividades de socialización, etc.

¿Porque es importante una alimentación adecuada en el paciente con lupus?


Una buena nutrición es parte del tratamiento integral del lupus. Una dieta balanceada proporciona la energía necesaria para que el cuerpo lleve a cabo sus funciones normales, asimismo, previene el desarrollo de enfermedades crónicas y mejora la calidad de vida de la persona diagnosticadas con lupus.


Las personas con lupus tienen una mayor tendencia a presentar aterosclerosis, que es la formación de capas en las paredes de las arterias, por lo tanto es muy importante prevenir la presión alta, el exceso de colesterol en la sangre y la obesidad, y es aquí donde los ajustes en la alimentación y en el estilo de vida juegan un papel muy importante para las personas con lupus.


Algunos medicamentos utilizados en el tratamiento como los corticoides producen un incremento en el apetito que se traduce en una ganancia de peso, además de interferir en la absorción de calcio, zinc, potasio, vitaminas B6, C y D; produciendo pérdida de músculo. También interfieren en el balance normal del azúcar en sangre lo que produce un incremento en los depósitos de grasa en el cuerpo predisponiendo al sobrepeso.


¿Existe un plan de alimentación específico para las personas con lupus?


No hay una dieta especial para el lupus. En general, usted debe tratar de comer una dieta nutritiva, bien balanceada y variada que contenga muchas frutas y verduras, granos integrales y cantidades moderadas de carnes, aves y pescados frescos.

Es posible que tenga que reducir o eliminar ciertos elementos de su dieta debido a los medicamentos que está tomando, o debido a los daños que el lupus ha hecho a ciertas partes de su cuerpo. Habla con tu reumatólogo tratante el sabrá orientarte sobre los ajustes necesarios a tu situación.


¿Que debe evitar una persona con lupus?

Alfalfa Una comida que toda persona con lupus debería evitar es la alfalfa. Tabletas de alfalfa se han asociado con reportes de un síndrome similar al lupus o un brote de lupus. Estos efectos pueden incluir dolor muscular, fatiga, resultados anormales de las pruebas de sangre, los cambios en el funcionamiento del sistema inmunológico, y problemas renales. Estas reacciones pueden ser debido al aminoácido L – canavanina. Esto se encuentra en las semillas de alfalfa y en los brotes de la planta, pero no en las hojas, y puede activar el sistema inmune y aumentar la inflamación.

Alcohol El consumo moderado de alcohol generalmente no es un problema para las personas con lupus. Sin embargo, es importante tomar en cuenta que el alcohol puede disminuir la eficacia de algunos medicamentos, provocar nuevos problemas de salud, y/o empeorar los problemas existentes. Por ejemplo, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides - como la aspirina, el ibuprofeno , naproxeno pueden causar úlceras y hemorragias en el estómago y los intestinos en cualquier momento durante el tratamiento. La probabilidad de desarrollar una úlcera o un sangrado interno aumenta con el consumo de alcohol. Además, el alcohol puede disminuir la eficacia de los medicamentos como el metotrexato.

Producto elaborados-industrializados El consumo de comida chatarra, alta en azucares simples, sal y grasas saturadas, favorece el aumento de peso, así como el desarrollo de de hipertensión y diabetes. Evite el consumo de las mismas, evitando alimentos procesados, que además suelen tener conservantes y/o colorantes.


¿Debo tener otras consideraciones en la dieta?


Los corticoides pueden elevar la presión sanguínea y los niveles de colesterol y lípidos en la sangre. Si usted está tomando esteroides, debe limitar la grasa y la sal en su dieta ya que ambos pueden contribuir a estas condiciones.

Los corticoides también pueden causar o empeorar la osteoporosis, una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y más propensos a quebrarse. Si tiene osteoporosis, usted debe comer alimentos ricos en calcio todos los días para ayudar con el crecimiento óseo. Algunos ejemplos son verduras de hojas verde oscuro, (espinacas, brócoli, col rizada), leche, queso y yogur, o suplementos de calcio que contienen vitamina D. Si usted está experimentando edema (la retención de líquidos que causa hinchazón) mientras se encuentra recibiendo corticoides (mediación recibida sobre todo durante los empujes) reduzca la cantidad de sal que consume en su dieta. En particular, los alimentos procesados deben ser evitados.

Si piensa agregar hierbas, suplementos dietéticos o vitaminas a su dieta, es recomendable que usted primero lo discuta con su reumatólogo tratante. Esto es especialmente importante ya que las hierbas o suplementos pueden interactuar con los medicamentos utilizados para tratar el lupus. Las hierbas o suplementos nunca deben ser utilizados para reemplazar los medicamentos prescritos para controlar los síntomas de lupus o los efectos secundarios de la medicación.

Aunque no hay una dieta específica para las personas con lupus, tú reumatólogo y nutricionista tendrán en cuenta qué órganos están afectados por la enfermedad, si tienes otras enfermedades asociadas, los efectos secundarios de los medicamentos, las interacciones de la medicación usada, tu actividad física y preferencias alimentarias y te orientaran en los ajustes necesarios para mejorar tu salud.

5143 visualizaciones